Inicio Convivencia en el IES Plan de Convivencia Celebración del Día de la Paz
Celebración del Día de la Paz PDF Imprimir E-mail
Viernes, 01 de Febrero de 2013 00:00

Manifiesto leído por los alumnos de Secundaria:

Este año nos tocó a nosotros pensar acerca de la Paz. Nos dice el profesor que en nuestro centro hay gente de 24 países diferentes y eso sí que es un reto para la Paz.

Nuestra Constitución dice que todos tenemos los mismos derechos, aunque la REALIDAD, tan dura siempre, se empeña en quitarle la razón. Cuando veo la tele o escucho la radio no hago más que presenciar historias de terror; una de guerra, ésta de maltrato, otra de violencia en el futbol, y más de crisis económica, parece que estén empeñados en amargarnos nuestro poquito de Paz.

Me pareció un poco rollo tener, como todos los años, que sentarme a escribir sobre la Paz, uno no sabe qué escribir que no se haya escrito ya y total para qué, el mundo sigue tan feo como el año pasado. Me senté,. me puse mis cascos,. y pedí un deseo.:

Queremos paz

Queremos levantarnos todas las mañanas con el sol.

Queremos que el odio se nos vaya de dentro

Queremos construir una vida mejor, de respeto para los demás.

Queremos recordar siempre que el bien es superior al mal.

Queremos declararle la Paz a la Guerra.

Al final me salió más de un deseo, pero puestos a pedir, como diría mi abuela mejor quedarse largo. No sé qué piensan los demás cuando llega el día Mundial de la Paz, yo siento que otra vez no me he esforzado lo suficiente para mejorar mi pequeño mundo; el de mi familia, el de las gentes de mi barrio, y el de mis compañeros de instituto y entonces me prometo a mí mismo que esta vez no voy a fracasar porque en 2013 le he declarado ,por fin, la Paz a la Guerra.

Manifiesto leído por los alumnos de Bachillerato:

Queridos compañeros, como otros años celebramos hoy el Día de la Paz, se trata de reunir nuestras voluntades por un deseo común como es el Derecho a Vivir en Paz

Nuestra Constitución dice que todos tenemos los mismos derechos, aunque la REALIDAD, tan dura siempre, se empeña en quitarle la razón. Cuando veo la tele o escucho la radio no hago más que presenciar historias de terror; una de guerra, dos de maltrato, otra de violencia en el futbol, y más de crisis económica, parece que estén empeñados en amargarnos nuestro poquito de Paz.

Escribir sobre la Paz resulta difícil, uno no sabe qué escribir que no se haya escrito ya, y total para qué piensa uno, el mundo sigue tan feo como el año pasado. Pero me senté,. me puse mis cascos,. y pedí un deseo.:

Queremos paz

Queremos levantarnos todas las mañanas con el sol.

Queremos que el odio se nos vaya de dentro

Queremos construir una vida mejor, de respeto para los demás.

Queremos recordar siempre que el bien es superior al mal.

Queremos declararle la Paz a la Guerra.

Al final me salió más de un deseo, pero puestos a pedir, como diría mi abuela mejor quedarse largo. Yo no sé qué piensan los demás cuando llega el día Mundial de la Paz, yo siento que de nuevo me he quedado corto, que otra vez no me he esforzado lo suficiente para mejorar mi pequeño mundo; el de mi familia, el de las gentes de mi barrio, y de mis compañeros de instituto. Cómo puede cambiar el mundo si no cambio yo.

Entonces me prometo a mí mismo que esta vez no voy a fracasar, porque en 2013 por fin le he declarado la Paz a la Guerra y al fin tengo un principio y un lugar desde donde partir.