Inicio Convivencia en el IES Plan de Convivencia Los alumnos andaluces deberán respetar las normas de convivencia también en el horario no lectivo
Los alumnos andaluces deberán respetar las normas de convivencia también en el horario no lectivo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Jueves, 07 de Enero de 2010 22:24
Las medidas disciplinarias de los colegios e institutos también tendrán vigencia en el transporte escolar, los comedores o en las actividades extraescolares que realicen fuera del horario habitual.

La consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Mar Moreno, anunció hoy que los alumnos andaluces deberán respetar las normas de convivencia de sus respectivos centros de enseñanza públicos "tanto en el horario lectivo como en el no lectivo" a partir del próximo curso escolar, como consecuencia de la futura aprobación del decreto sobre los Reglamentos de Organización Docente (ROC) presentado hoy.

Según indicó en rueda de prensa, a todos los estudiantes andaluces, salvo los de Infantil, se les aplicarán las normas de convivencia de su centro también en el horario no lectivo, es decir, en situaciones que se deriven de su comportamiento en el transporte escolar, en los comedores o en las actividades extraescolares que realicen fuera del horario habitual.

Moreno señaló que esta novedad de "calado y sentido común" es "lógica" porque "no tiene ningún sentido que haya una exigencia de respeto al profesorado en la clase y que ese respeto no se aplique al comedor o a las actividades extraescolares".

Así, con este nuevo reglamento, las medidas disciplinarias que se introducen como consecuencia de la vulneración de las normas de convivencia también se aplicarán y se extenderán "a todo el horario de convivencia en el centro".

No obstante, la consejera indicó que para el alumnado de Primaria las medidas correctoras a aplicar, esta vez con carácter general y sean consecuencia de comportamientos inadecuados en horario lectivo o no lectivo, se "suavizarán" dependiendo de la edad del escolar y de sus circunstancias personales, de modo que será cada centro de enseñanza, y en concreto, cada Comisión de Convivencia, quien decida la sanción disciplinaria a imponer.

Con ello, Educación pretende "adecuar" a la edad del alumno la posible corrección que reciba por su comportamiento, dejando al "libre albedrío" de los profesionales y las familias que integran las comisiones de convivencia de los centros la decisión de qué sanción en la más adecuada para el escolar.

AUTORIDAD "MAGISTRAL Y ACADEMICA" DEL PROFESORADO

Esta medida está íntimamente ligada a otra de las novedades de los ROC destacada por Moreno, que es la concepción del profesorado como "autoridad magistral y académica". Según explicó la consejera, este reconocimiento oficial otorga además a los docentes un "nuevo derecho, el de acreditar y reconocer su participación en los planes y programas" de sus respectivos centros.

Esta novedad, que se recogerá también en la futura creación de la 'Carta de Derechos' del profesorado, vendrá a respaldar y reforzar el "apoyo al profesorado" por parte de la Junta de Andalucía y el "reconocimiento y respeto de una autoridad propia del ejercicio moral y profesional de una tarea de debe de gozar del mayor prestigio social", enfatizó Moreno.

Además, los profesores obtendrán "el reconocimiento y la acreditación de su participación en los planes y proyectos" de los centros, al entender Educación que esto es un "derecho que estimula la participación del profesorado en las distintas actividades de sus centros, así como su compromiso y su creatividad pedagógica".

Otro de los aspectos más novedosos del proyecto de decreto sobre los ROC, en el que se han introducido más de un centenar de modificaciones respecto al inicial gracias a las aportaciones toda la comunidad educativa, a la que Moreno aseguró "haber escuchado, en especial al profesorado", es el de la creación de la figura del "Delegado/a de padres y madres".

Esta figura, que se ordenará con carácter preceptivo, se constituirá en todos los centros de enseñanza de Andalucía y serán elegidos "para cada curso escolar, en cada unas de las clases", de modo que tendrán "una especial implicación en los planes de convivencia". Asimismo, los padres también tendrán derecho a conocer las normas de convivencia del centro de sus hijos, así como los criterios de evaluación que se les aplican.

Fuente: Diario Sur [7/01/10]